$24.449

24 cuotas de $3.388,12 5% de descuento pagando con Efectivo Ver más detalles

Dos cucharas de acero quirúrgico para masajes en frío

Estas cucharas de acerco inoxidable (material ultra resistente y seguro que permite su almacenamiento a bajas temperaturas) están hechas de un gel de enfriamiento no tóxico. Son duraderas y seguras. Son utilizadas para mejorar la luminosidad, el tono y la textura de la piel. El gel interior permite mantener la temperatura por un largo tiempo. 

BENEFICIOS:

  • Descongestiona y estimula la circulación sanguínea, aumentando la oxigenación de la piel.
  • Reduce la inflamación y la hinchazón. 
  • Reafirma la piel, tonificando y evitando la flacidez.
  • Ayuda a aliviar las alergias. 
  • Reduce el tamaño de los poros, evitando la propagación de bacterias. 
  • Ayuda a calmar pieles problemáticas. 
  • Alivia el dolor de cabeza y las fosas nasales. 
  • Estimula la producción de colágeno y elastina. 
  • Drena toxinas y remuevan células muertas.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento.
  • Regula la producción de grasa, previniendo la aparición de acné. 
  • Desinflama los ojos hinchados y las bolsas.
  • Disminuyen líneas de expresión.
  • Además de su acción calmante y refrescante, hidratan y relajan. 

MODO DE USO:

  1. Para el primer uso, colocar las cryospoons en el congelador durante 24 horas en su envase contenedor. Luego puede mantener su guardado en el congelador y utilizarse según necesidad. 
  2. Sacarlas y frotarlas sobre un paño limpio para remover exceso de agua y hielo. 
  3. Se recomienda deslizar las cryospoos del centro del rostro hacia afuera, mediante movimientos en forma de J ascendentes por un plazo de 1 a 5 minutos. Para un óptimo resultado, úselo con movimientos sinérgicos. Puede utilizarse sola y con el sérum de su preferencia. 
  4. Puede ser utilizado para calambres en las piernas, cuádriceps, isquiotibiales, dolor de cuello, áreas faciles, dolor de espalda y todo tipo de recuperación muscular. Deslizar las cryospoons con frecuencia y mantenerlas en movimientos sobre la piel. 
  5. Una vez terminado su uso, desinfectarlos con un paño y alcohol, con agua y jabón, y guardarlos en su envase contenedor en la heladera.

PRECAUCIÓN:

No use las cryospoons congeladas directamente sobre la piel húmeda sin antes cumplir el paso 2 indicado arriba, a fin de exitar posible adherencia en la piel. Luego de su uso, limpie con un paño de microfibra.​​​